• Decora con #parquet

    Decora con #parquet

    El suelo de parquet aporta gran belleza a cualquier estancia, y es que la madera siempre favorece cualquier tipo de decoración. Su colocación es ideal en el salón, comedor o dormitorios, estancias donde más tiempo pasamos cada día y por lo tanto... [...]
  • ¡Madera y blanco!

    ¡Madera y blanco!

    Los dueños de esta vivienda han sabido combinar la pureza y luminosidad del blanco, con la fuerte nobleza y calidez de la madera. ¿Cómo? combinando hasta el más mínimo detalle entre maderas y tonos neutros con los que el blanco se apropia de la luz que entra en la estancia. En este proyecto hemos realizado la instalación del suelo laminado largo... [...]

Consejos para introducir el estilo rústico en tu hogar

Casa rústica - Parquets Tropicales

Pasa el tiempo y aparecen nuevos estilos que revolucionan el interiorismo y ponen patas arriba el mundo de la decoración. Y sin embargo, hay otros que nunca pasan de moda, que siguen permaneciendo como apuestas seguras para cualquier hogar. Sin duda, el estilo rústico es uno de ellos, una garantía para que nuestros sentidos se sientan a placer en un ambiente próximo a la naturaleza. Madera, vegetación, el calor de una chimenea, eventuales elementos decorativos que nos recuerdan al campo, alfombras cálidas en las que uno podría echarse a dormir junto al fuego. Lo que creamos cuando nos lanzamos a una decoración rústica es todo un microcosmos de sensaciones que nos aportan paz, equilibrio y naturalidad. Hoy os traemos algunos consejos para conseguir ese efecto en vuestra casa sin grandes quebraderos de cabeza.

  1. Parquet de tonos clásicos. La madera, por supuesto, será la piel de tu hogar. La base sobre la que vas a construir ese ambiente rústico que buscas. Por eso, es recomendable que el parquet que instales tenga tonalidades clásicas. Un marrón oscuro siempre será un buen lugar por el que empezar, pero también puedes probar con un marrón de intensidad más atemperada. La madera con veta destacada puede ser tu amiga, una aliada para subrayar esa idea de naturaleza. El roble, por ejemplo, puede ser un gran aliado aquí.
  2. En contraste, paredes de colores más suaves. Tenemos que equilibrar la balanza y que sea la decoración que vayas introduciendo la que vaya sumando a esa base de madera clásica. Por su parte, las paredes deben de ofrecer un contraste más suave, para que los oscuros no se coman el ambiente y la estancia respire. Por lo tanto, apuesta por los tonos beige o incluso verdes para suavizar la atmósfera e invocar delicadamente la presencia de lo natural.
  3. Lleva la madera hasta el techo. ¡No lo dudes! Si tienes techos altos lánzate a introducir vigas de madera que estén a la vista. Te sentirás como en una perfecta casa de campo.
  4. Plantas… ¡no pueden faltar! Aunque pueda parecer una obviedad, las plantas son un must en cualquier ambientación rústica. Si de lo que se trata es de acercarte un poco más a la naturaleza, el verde debe estar bien presente. Plantas grandes, pequeñas, helechos, cactus… ¡deja volar tu imaginación!
  5. Deja entar el mimbre en tu casa. Otro aliado que no puede faltar es el mimbre. Cestas, salvamanteles, pequeños elementos de decoración… Cualquier cosa de mimbre aportará un toque campestre y combinará de maravilla con la madera.
  6. Muebles de madera. Es otro aspecto que no puedes pasar por alto. Los muebles de madera son un elemento imprescindible en cualquier decoración rústica que se precie. Mesas, estanterías, aparadores, muebles de televisión… Utiliza tonalidades más suaves que las de tu suelo de madera y combina siempre con el objetivo de crear una sensación de armonía.
  7. Calidez ante todo. No hay mejor aliada para el estilo rústico que una buena chimenea. Sea en piedra o de metal, las chimeneas son el elemento definitivo que te lleva a una cabaña en medio del bosque. Si no tienes una, entonces busca reforzar la calidez con elementos como bombillas de luz cálida, textiles y cualquier cosa que se te ocurra para que tu casa sea un oasis de bienestar en medio del frío invierno.
  8. Alfombras y textiles, no pueden faltar. Complementando lo anterior, no te olvides de introducir alfombras y mantas para reforzar esa sensación cálida. Todo contribuye a esa atmósfera que buscas crear.
  9. ¡Viva la artesanía! Ánforas, jarrones, floreros… Deja entrar la tradición. Aquellos objetos hechos con las manos y con todo el cariño y artesanía son siempre una apuesta segura para combinar con la madera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*